Haití, secuestros y violencia en Puerto Príncipe

Turquía en alerta por el secuestro de 8 ciudadanos turcos en Haití

Un grupo armado secuestró a las afueras de Puerto Príncipe a ocho misioneros turcos que viajaban desde República Dominicana.

El gobierno de Turquía anunció ayer la creación de un gabinete de crisis tras el secuestro de 8 ciudadanos turcos en la capital de Haití, según confirmó el ministro de exteriores turco Mevlüt Çavuşoğlu, explicando que el ejecutivo ya estaba trabajando para tratar de liberar a los cautivos, en el último incidente de este tipo en Puerto Príncipe, donde ha aumentado alarmantemente el número de secuestros por parte de bandas armadas que se están haciendo cada vez más poderosas en el país más pobre de América.

Según las informaciones divulgadas por Hugues Josue, cónsul honorario de Turquía en Haití, el grupo armado abordó a última hora del domingo un autobús que circulaba por el distrito de Croix-des-Bouquets, a las afueras al este de Puerto Príncipe, y que había partido de la vecina República Dominicana.

Los ocho ciudadanos turcos serían al parecer “misioneros”, y habrían sido secuestrados para exigir a cambio un rescate, según indicaron fuentes diplomáticas turcas. El grupo estaría formado por cinco hombres y tres mujeres, de edades comprendidas entre los 20 y los 26 años.

“Estamos siguiendo de cerca la situación”, aseguró Çavuşoğlu a los periodistas que le preguntaron por la situación a su salida de una reunión del gabinete de ministros. Por su parte la embajada de Turquía en Santo Domingo, acreditada también en Haití, habría contactado ya con las autoridades de ambos países, según informó la televisión pública turca TRT. También Çavuşoğlu habría hablado con el embajador turco en República Dominicana y con los ministros de interior y exteriores de Haití.

Croix-des-Bouquets es un distrito a las afueras de Puerto Príncipe, la capital de Haití, controlado por la banda conocida como 400 Mawozo, que ya secuestró el pasado octubre en la misma zona a otros 17 misioneros de una organización con sede en Estados Unidos, por los que exigió un rescate de un millón de dólares hasta su liberación tres meses más tarde.