Mueren 66 personas al estrellarse un avión de pasajeros en Irán

El avión pertenecía a una pequeña aerolínea privada iraní que realizaba un vuelo entre Teherán y el sur del país. Irán ha sufrido en los últimos años un creciente número de accidentes aéreos por su envejecida flota de aviones.

Un avión de pasajeros iraní con 66 personas a bordo entre pasajeros y tripulación se estrelló el domingo en el centro del país sin dejar supervivientes, según confirmaron medios locales de Irán.

La aeronave, un ATR-72 propulsado por dos motores de fabricación franco-italiana y usado para vuelos regionales a corta distancia, se estrelló a unos 700 kilómetros al sur de Teherán en una región montañosa del distrito de Semirom, en la provincia de Isfahan, cuando realizaba un trayecto entre la capital iraní y la ciudad de Yasuj, según confirmó la agencia de noticias iraní Fars.

Los equipos de rescate están teniendo grandes dificultades en llegar hasta el lugar del siniestro debido a la complicada orografía de la zona y a las ventiscas de nieve que azotan la región, informaron medios locales.

Fuentes de la compañía aérea Aseman, a la que pertenecía el aparato, señalaron que el avión desapareció de los radares en torno a las 8:50 hora local (5:50 CET) y que se estrelló por causas que aún se desconocen, matando a los 60 pasajeros y los 6 miembros de la tripulación que viajaban a bordo. Aseman es una aerolínea iraní privada con sede en Teherán especializada en vuelos a destinos remotos en el país, aunque también tiene conexiones internacionales.

Tras décadas de sanciones internacionales, la flota de aviones comerciales y de pasajeros de Irán adolece de serios problemas de envejecimiento, lo que ha propiciado que en los últimos años se haya disparado el número de accidentes. Tras el acuerdo alcanzado en 2015 con las potencias occidentales sobre su controvertido programa nuclear que permitió un levantamiento de gran parte de las sanciones, lrán firmó acuerdos con Airbus y Boeing para tratar de modernizar su desgastada flota de aviones.