Muere un casco azul español durante un bombardeo israelí en Líbano

El ejército israelí bombardeó el miércoles el sur del Líbano en respuesta a un ataque con misiles perpetrado por el grupo chií libanés Hezbolá contra una patrulla fronteriza.

Un militar español que servía en la misión de pacificación de Naciones Unidas en el sur del Líbano falleció el miércoles a consecuencia de un bombardeo que el ejército de Israel lanzó contra la zona, en respuesta a un ataque del grupo chií libanés Hezbolá contra una patrulla fronteriza israelí.

La víctima sería el cabo Francisco Javier Soria, de 36 años de edad y natural de Málaga (sur de España), que participaba en su segunda misión en Líbano desde el pasado mes de noviembre como parte de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés).

El bombardeo israelí se habría producido en respuesta a un ataque previo ocurrido en la mañana del miércoles contra un vehículo militar que patrullaba la zona conocida como Granjas de Shebaa, un territorio disputado entre ambos países ocupado por Israel junto con los Altos del Golán desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

La acción fue reivindicada por el grupo libanés Hezbolá, afirmando que un grupo conocido como los “Mártires de Quneitra” había causado la muerte a varios militares israelíes; Quneitra es una localidad siria donde precisamente hace varios días israelí perpetró un ataque empleando drones en el que murieron seis militantes de Hezbolá –entre ellos dos comandantes del grupo chií- y seis iraníes, incluyendo un general.

Fuentes del ejército hebreo citadas por medios israelíes sólo confirmaron cuatro heridos en dicho ataque, que habría sido perpetrado con misiles anti-tanque. Como es política del ejército israelí en estos casos, las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) tampoco han confirmado ni desmentido hasta la fecha el ataque perpetrado el pasado 18 de enero, por el que Teherán había prometido recientemente que Hezbolá –aliado de Irán- llevaría a cabo una “respuesta aplastante”.

Israel bombardea los Altos del Golán

Así mismo la radio militar israelí informaba el miércoles que cazas de combate de este país habían perpetrado durante la noche una serie de bombardeos aéreos contra puestos de artillería del ejército sirio en los Altos del Golán, en respuesta a dos misiles lanzados el día anterior contra el sector israelí de la región que no dejaron heridos.

Un portavoz militar hebreo confirmó el ataque añadiendo que pretendían “enviar un claro mensaje” al régimen de Bashar al-Assad por permitir este tipo de acciones desde su territorio a manos de milicias chiíes; por su parte el ministro de defensa israelí Mosheh Ya’alon acusó a Damasco de ser totalmente responsable de la escalada bélica en la región.