Marruecos anuncia un plan para dar más autonomía al Sáhara Occidental

El rey Mohammed VI de Marruecos anunció la puesta en marcha de una comisión que elaborará un modelo de «regionalización» para modernizar la estructura territorial y organizativa del país.

El rey Mohammed VI de Marruecos anunció la puesta en marcha de una comisión que se encargará de elaborar un modelo de «regionalización» para modernizar la estructura territorial y organizativa del estado, de la que el Sáhara Occidental será «una de las primeras beneficiadas», según anunció el monarca.
 
El anuncio se produjo en un discurso hecho por Mohammed VI en la noche del domingo, en el que compareció con su hermano y su progénito para hacer un anuncio «importante y solemne» que supondrá una «evolución mayor en los modos de gobierno territorial», aludiendo a una descentralización de la estructura organizativa del estado que pretende beneficiar sobre todo a regiones con fuertes sentimientos independentistas como el Sáhara Occidental, ocupado por Marruecos desde 1975.
 
«La regionalización ampliada que esperamos no es una simple ordenación técnica o administrativa. Representa más bien una opción resuelta en pro de la renovación y modernización de las estructuras del Estado», dijo el jefe de estado marroquí, que anunció la creación de una Comisión Consultiva de Regionalización dirigida por Omar Azziman, ex ministro de Justicia y actual embajador en Madrid. Otros 21 miembros completarán dicha comisión, incluidas tres mujeres, principalmente compuesta por altos funcionarios, universitarios, juristas, historiadores, geógrafos, sociólogos o economistas, que deberán entregar sus conclusiones al rey el próximo mes de junio.
 
Mohammed VI explicó que la CCR deberá estudiar «un modelo marroquí de regionalización, sin caer en el mimetismo o la reproducción al pie de la letra de experiencias extranjeras», posiblemente en referencia al modelo organizativo del Estado español, que divide el territorio en autonomías con un elevado grado de auto-gobierno. Así el monarca habló de buscar un modelo que sea aplicable a todas las regiones de Marruecos y tenga en cuenta las características propias de Marruecos. «Nuestro objetivo a largo plazo es sentar las bases de un modelo de regionalización vanguardista para los países en desarrollo», afirmó en su mensaje.
El rey de Marruecos insistió en su deseo de que el Sáhara Occidental -sin referirse a él específicamente- sea «uno de los primeros beneficiados de la anunciada regionalización avanzada».
 
Mohammed VI argumentó que el país «no puede caer en el inmovilismo mientras que los adversarios de nuestra integridad territorial se esfuerzan por entorpecer el proceso de la ONU tendente a encontrar una solución política realista y mutuamente aceptable del conflicto artificial suscitado en torno a estas provincias», dijo en referencia al conflicto sobre el Sáhara Occidental, en torno a la cual vuelven a surgir voces en la comunidad internacional que piden retomar la idea de celebrar un referéndum sobre su independencia. Marruecos sin embargo mantiene que el Sáhara es parte de su territorio histórico y que únicamente está dispuesto a otorgarle una amplia autonomía.