Los bombardeos israelíes sobre Gaza dejan ya más de 2.080 muertos