Llegan a Turquía los primeros peshmerga para combatir en Kobane

Pese a la disposición de las autoridades turcas para permitir el paso de las tropas kurdas hacia Siria, el PYD sólo ha aceptado que entren en Kobane 150 de los 2.000 soldados que ofreció el gobierno kurdo de Arbil.

Un grupo de soldados de la región autónoma del Kurdistán iraquí –conocidas como “peshmerga”- llegarón a primera hora del miércoles a la provincia turca de Şanlıurfa, al sureste del país, desde donde cruzarán en las próximas horas la frontera de Turquía hacia la ciudad siria de Ayn al-Arab (Kobane, en kurdo), donde desde el pasado septiembre milicias armadas kurdas del Partido de la Unión Democrática (PYD) tratan de frenar el avance de los combatientes del Estado Islámico (IS), que controlan ya buena parte de la localidad.

Los peshmerga llegaron a bordo de un avión privado que aterrizó en el aeropuerto GAP de Şanlıurfa procedente de Arbil a la 1:15 hora local (00:15 CET); mientras, otro convoy formado por 80 vehículos escoltado por fuerzas de la policía y la gendarmería turcas, y que transporta armamento pesado, entró también en Turquía desde el norte de Irak a las 5:50 (4:50 CET) a través del paso fronterizo de Habur, en la provincia turca de Şırnak, desde donde se dirigió también hacia Şanlıurfa: allí cruzará el miércoles la frontera con Siria a la altura del distrito de Suruç para unirse a los peshmerga que llegaron en avión.

El envío de tropas peshmerga de la Región Autónoma Kurda del norte de Irak (KRG, por sus siglas en inglés) a Kobane a través de Turquía ha sido posible gracias a un doble acuerdo, primero con el propio PYD –reticente a la presencia de tropas ajenas a las suyas en Kobane- y después con el gobierno turco. De hecho en un primer momento la administración kurda con sede en Arbil ofreció enviar a la asediada ciudad un mínimo de 2.000 soldados, que posteriormente se redujeron a 200 y finalmente a sólo 150 por los recelos del PYD.

En declaraciones realizadas a la agencia Anatolia por un portavoz del ministerio para asuntos peshmerga de la KRG, éste aseguró que el objetivo de estos soldados era combatir al IS y negó las informaciones de que su misión fuese entrenar a los combatientes del PYD o proporcionarles asistencia logística; el portavoz kurdo iraquí elogió también las facilidades proporcionadas por el gobierno turco para permitir el paso de los peshmerga hacia Kobane: “Turquía nos ha ayudado mucho”, aseguró.

El PYD es el principal obstáculo

El martes el ministro de exteriores turco Mevlüt Çavuşoğlu ya confirmó el envío de 150 peshmergas a Kobane “en cualquier momento” tras el acuerdo entre Ankara y Arbil. “Turquía ya ha mencionado en varias ocasiones sobre (su deseo de) ayudar tanto a las fuerzas peshmerga o al Ejército Libre Sirio (ELS) a luchar contra el IS”, insistió Çavuşoğlu durante una entrevista televisada.

Çavuşoğlu  hizo además hincapié en que el principal obstáculo está siendo el propio PYD y su brazo armado -las Unidades de Protección del Pueblo (YPG)-, que no desean ver mermado su control sobre Kobane. “El ELS aún no ha entrado en Kobane a causa de los desacuerdos con el PYD”, dijo el canciller turco, añadiendo que un centenar de miembros del ELS (que combate también al régimen de Bashar al-Assad) podría entrar en las próximas horas en la ciudad siria.

En otra entrevista emitida el martes por televisión, el primer ministro turco Ahmet Davutoğlu mostró la disposición de Turquía a ayudar a cualquier grupo que luche por el establecimiento de un gobierno democrático y plural en Siria. “Ayudaremos a cualquier fuerza, a cualquier coalición, por medio de (nuestras) bases aéreas o por otros medios, si tenemos una visión común (con ellos) para tener una nueva Siria plural y democrática, y para luchar contra todos los crímenes contra la Humanidad cometidos por el IS como organización terrorista, o cometidos por el brutal régimen (de Assad)”, subrayó Davutoğlu.

Europa malinterpreta lo que está ocurriendo en Kobane

Por otro lado el ministro turco para asuntos de la Unión Europea, Volkan Bozkır, afirmó el martes comentando desde París la situación en Siria que los países europeos han “malinterpretado” enormemente la situación en Kobane, al tiempo que urgió a Europa y otros países occidentales a dejar de acusar a Turquía de no hacer nada al respecto, cuando ha sido precisamente Turquía la que ha acogido y proporcionado asistencia a los cerca de 200.000 civiles –principalmente kurdos- que han huido de Kobane en las últimas semanas.

Bozkır explicó ante miembros de la comisión de asuntos europeos de la Asamblea Nacional Francesa que actualmente no quedan civiles en Kobane y que todos ellos huyeron a la vecina Turquía. Sólo quedan allí los combatientes del PYD y del IS, insistió Bozkır, quien subrayó además que el grupo extremista constituye una amenaza para toda la región de Oriente Medio con su intención anunciada de constituir un autoproclamado “califato islámico”.

Respecto a las críticas hacia Turquía por no implicarse militarmente en la defensa de Kobane, el ministro turco respondió que Ankara no tendría problema en hacerlo si los países europeos a su vez estuviesen dispuestos a enviar también tropas. “Pero por supuesto, ninguno está dispuesto a hacerlo”, criticó Bozkır. “En lugar de culparnos a nosotros, les ofrecemos a los países europeos que envíen expertos a Turquía para entrenar a los combatientes kurdos, y que luego los envíen a luchar contra el IS en Irak o Siria”.