La inflación volvió a los dos dígitos en abril

La inflación anual de Turquía volvió a alcanzar los dos dígitos el pasado mes de abril, llegando hasta el 10,19% según los datos publicados el lunes por el Instituto de Estadísticas Turco (TurkStat).

La inflación anual de Turquía volvió a alcanzar los dos dígitos el pasado mes de abril, llegando hasta el 10´19% según los datos publicados el lunes por el Instituto de Estadísticas Turco (TurkStat).
 
TurkStat anunció el lunes que el Índice de Precios al Consumo (IPC) se había incrementado un 0´6% con respecto al mes de marzo, mientras que el Índice de Precios al Productor (IPP) alcanzó un incremento del 2´35% en abril con respecto al mes anterior. En conjunto el dato de la inflación se situó el pasado mes de abril en el 10´19% para el IPC, y en el 10´42% para el IPP.
 
La tasa de inflación en el mes de marzo se había mantenido en el 9´56%. Uno de los productos que más contribuyó a que la inflación volviera a alcanzar los dos dígitos por primera vez desde que comenzara la crisis económica mundial fueron las cebollas, que incrementaron su precio nada menos que un 47´08% en abril con respecto al precedente mes de marzo.
 
El Banco Central Turco (TMB, en sus siglas en turco) ya había advertido que no esperaba una bajada importante de la tasa de inflación hasta los últimos meses de 2010 debido al efecto de base. La reciente fluctuación en los precios en Turquía, especialmente en los mercados de alimentos y energía, ha sido el principal factor que ha llevado a importantes incrementos en la inflación turca durante el primer trimestre de este año, y el TMB espera que este efecto continúe durente los próximos meses y prevé que la tasa de inflación se sitúe en torno al 8´4% a finales de 2010.
 
Según un reciente informe publicado por la principal confederación sindical de Turquía, Türk-İş, el salario mensual necesario para alimentar adecuadamente a una familia turca de cuatro miembros de acuerdo al coste del nivel de vida y el aumento de la inflación debería haber sido de 852´50 liras turcas en abril; sin embargo, el salario mínimo turco se mantiene en las 576 liras (unos 293 euros).