Irán critica en la ONU el doble lenguaje de Occidente

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad arremetió el lunes durante la conferencia del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) de la ONU contra los países dotados de armas nucleares.

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad arremetió el lunes durante la conferencia del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) de la ONU contra los países dotados de armas nucleares, especialmente Estados Unidos, a quien acusó de usar un doble rasero en sus exigencias sobre el controvertido programa nuclear iraní.
 
Ahmadinejad reclamó la creación durante la conferencia de un organismo internacional independiente que establezca un calendario «para la eliminación de todas las armas nucleares, con un calendario preciso», al tiempo que pidió la expulsión de EE.UU. de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), organismo encargado de supervisar y reglamentar las actividades nucleares en el mundo.
 
«¿Cómo puede Estados Unidos integrar la junta de gobernadores cuando utilizó armas atómicas contra Japón?», preguntó el presidente iraní en un duro discurso de 35 minutos de duración, en el que también acusó a Washington de usar armas con uranio empobrecido durante la guerra en Irak. En su alocución ante la Asamblea General de la ONU, el presidente iraní no dudó en arremeter contra los países que poseen armas nucleares, que según él amenazan a los estados que no las tienen.
Las palabras de Ahmadinejad provocaron la indignación de numerosas delegaciones, y los representantes de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Finlandia y Marruecos, entre otros, se retiraron de la sala durante su discurso.
 
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió durante la inauguración de la conferencia de Naciones Unidas un compromiso de todos los países con armas nucleares para su eliminación total. Ki-moon también aprovechó para exhortar a los países no firmantes del TNP a que se sumen a este tratado lo antes posible. «Se necesitan medidas para la garantía y la seguridad de los arsenales y de la tecnología en esos países», dijo Ki-moon, que advirtió contra el peligro de que materiales nucleares caigan en manos de actores no estatales o terroristas.
 
Ki-moon instó además a Irán a que cumpla con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que exigen que suspenda su programa de enriquecimiento de uranio y que coopere con la AIEA para comprobar que su programa nuclear tiene únicamente intenciones pacíficas.