Intenta suicidarse en prisión el asesino de la joven Ceren Özdemir

Özgür Arduç, que se fugó el 1 de diciembre de la prisión donde cumplía condena por otro asesinato, ha confesado ser quien mató a la joven estudiante y bailarina Ceren Özdemir.

El asesino confeso de la joven bailarina y estudiante universitaria de 20 años Ceren Özdemir, habría intentado suicidarse en la prisión de alta seguridad de la provincia oriental de Van donde actualmente se encuentra recluido a la espera de juicio, según informó la prensa turca.

El sospechoso, identificado como Özgür Arduç, confesó el pasado 4 de diciembre a las autoridades el crimen al día siguiente del asesinato, tras ser capturado en posesión del cuchillo con el que apuñaló hasta la muerte a la joven. El crimen se produjo el 3 de diciembre cuando Özdemir regresaba a su casa tras asistir a una clase de ballet en el distrito de Altınordu de la provincia de Ordu, en la región turca del Mar Negro.

De acuerdo a las informaciones publicadas este lunes, Arduç se habría cortado las muñecas con varios trozos de cerámica que habría sacado de los lavabos de la prisión donde está recluido; tras percatarse de la situación, el personal de seguridad de la cárcel trasladó al sospechoso a un hospital, donde tras ser tratado fue devuelto al centro penitenciario, y actualmente se encuentra bajo vigilancia constante.

Arduç, que había ingresado en prisión en 2005 por otro asesinato, escapó el 1 de diciembre de la cárcel y fue arrestado tiempo después tras confesar haber sido el autor de la muerte de Özdemir. Se da la circunstancia de que el asesino de Ceren Özdemir ya se había fugado en 2015 de la cárcel y había sido trasladado a una prisión de mayor seguridad; sin embargo, el 28 de octubre fue enviado a un módulo menos seguro por «buen comportamiento«.