Final feliz para la taxista turca que lloró tras ser estafada

La historia de Aşık, una taxista de Estambul que lloró desconsolada después de que dos turistas le pagaran con un billete falso, ha tenido un final feliz después de que su video se hiciera viral.

Una taxista turca cuyo video se hizo viral en Internet al aparecer llorando porque dos turistas iraníes le habían pagado con un billete falso, finalmente ha tenido un final feliz para su historia gracias a la ayuda y la buena voluntad de otras personas.

Según informó la prensa turca Nurşen Aşık, de 60 años de edad y que lleva trabajando como taxista en la ciudad desde hace 5 años, fue vista el miércoles en los alrededores de la Plaza Taksim llorando mientras permanecía sentada dentro de su taxi.

Varias personas que observaron la escena trataron de consolar a la mujer, que explicó que dos mujeres iraníes que habían venido a Estambul por turismo le habían entregado un billete falso de 100 liras por un trayecto entre Maslak y Taksim.

“Yo misma transporté sus maletas y las puse en el maletero. Charlé con ellas durante el viaje e incluso les hice cumplidos. Me di cuenta de que el billete era falso después de que se hubiesen ido”, contó la desconsolada mujer a los reporteros, añadiendo que les había entregado como cambio un billete –auténtico, claro está- de 40 liras, un dinero que aseguró que para ella significa una gran cantidad.

“Mi hija es maestra. Pago 1.000 liras al mes de renta por el apartamento en el que vivo sola, y trato de valerme por mí misma. He alquilado el vehículo y la licencia. Apenas consigo ganar 100 liras al día. Nunca he deseado el mal a nadie. Me puse muy triste cuando afronté este suceso”, contó la mujer.

Sin embargo su historia finalmente tuvo un final feliz después de que su video se hiciera viral en las redes sociales y mucha gente se ofreciera a pagarle el dinero. La propia Aşık relató cómo varios desconocidos que trataron de consolarla le dijeron “No llores hermana, nosotros te lo pagaremos”.

“Localizaron también a las mujeres iraníes que cogieron mi taxi. Me dijeron que no sabían que el billete era falso, y me pidieron disculpas. Ahora, todo está bien”, aseguró la taxista.