Estambul se llena de turistas para celebrar la Nochevieja

Turistas de Italia, España, Latinoamérica y Japón llenan en estas fechas los hoteles del centro de Estambul para celebrar la llegada del Año Nuevo.

Numerosos turistas, especialmente procedentes de países europeos, acuden estos días a Estambul con la intención de celebrar la Nochevieja y la llegada del Año Nuevo a orillas del Bósforo, según aseguran las asociaciones de hoteles de Turquía.

“Hay una fuerte demanda en los hoteles localizados en torno a Taksim, uno de los lugares turísticos más populares de Estambul, por lo que las tasas de ocupación en esos hoteles alcanzan el 100%”, declaró a la prensa turca Müberra Eresin, vicepresidenta de la Asociación de Hoteles de Turquía. “Algunos hoteles están organizando eventos para el día de Año Nuevo (Nochevieja), diseñados especialmente para sus huéspedes europeos”, añadió.

“Este año turistas de Italia, España y países de Latinoamérica, así como turistas japoneses, están haciendo reservas en los hoteles de Estambul”, dijo Eresin. También hay muchos turistas árabes, especialmente iraquíes y palestinos, que viajan a Turquía estas fechas para las celebraciones del Año Nuevo, añadió.

Se estima que Estambul acogerá este año a 13 millones de turistas, mientras que los hoteles de la ciudad tienen capacidad para acomodar a 20 millones, según datos presentados por Halil Korkmaz, presidente de la Asociación de Turismo de Estambul (İSTTA).

Aunque en Turquía, un país de mayoría musulmana, no se celebra la Navidad como tal –con excepción de las diferentes comunidades cristianas, muchas de ellas residentes en Estambul-, lo cierto es que es muy común especialmente en las grandes ciudades que durante estas fechas se mezclen elementos de la Navidad cristiana importados de Occidente con las celebraciones por el Año Nuevo, incluyendo aspectos como la decoración típica de calles y casas y los llamados “árboles de Año Nuevo”, que no se diferencian en nada de cualquier árbol navideño.

También existe la tradición del intercambio de regalos –que se realiza en la noche del 31 de diciembre- o la de celebrar esa noche una cena especial en familia para recibir el nuevo año, cuya llegada se celebra con fiestas y fuegos artificiales, siendo especialmente espectaculares en Estambul, donde todos los años hay un gran espectáculo pirotécnico y lumínico en el primer puente que atraviesa el Estrecho del Bósforo.

Es por ello que barrios como Ortaköy o Bebek, próximos al puente, son lugares muy concurridos esa noche por turistas y locales, y donde se puede encontrar un gran ambiente festivo. No obstante lugares como Nişantaşı, Kadıköy, la Avenida Bağdat, y por supuesto Taksim y sus alrededores (incluyendo la famosa Avenida İstiklal) son sitios muy populares en Estambul que se llenan de gente que quiere celebrar la Nochevieja por todo lo alto.