Espectacular operación policial para capturar un preso fugado en Turquía

Un hombre condenado a cinco años de cárcel y que se negaba a ingresar en prisión se encaramó a un tejado en la ciudad turca de Kayseri armado con una escopeta, y comenzó a disparar al aire.

Grupos de operaciones especiales de la policía turca protagonizaban el miércoles una espectacular operación en la ciudad de Kayseri, al este del país, después de que un individuo condenado a prisión se encaramase a un tejado armado con una escopeta recortada de gran calibre.

El sospechoso, de 28 de años de edad e identificado como Gökhan Yıldız, había sido sentenciado a cinco años de cárcel por varios delitos violentos, pero negándose a cumplir la condena, se encaramó a los tejados de varios edificios abandonados en el barrio de Şehit Nazım, al sur de la ciudad de Kayseri.

Armado con una escopeta de gran calibre, numerosos efectivos de la policía alertados por los vecinos acudían al lugar de los hechos, incluyendo varios agentes de paisano provistos de chalecos antibalas y rifles de asalto, mientras el hombre, vestido con unos pantalones vaqueros y desnudo de cintura para arriba, se mostraba muy alterado y amenazaba con disparar a cualquiera que se acercase a él.

En un principio los agentes de policía turcos que se desplazaron al lugar lograban acorralar al hombre en uno de los edificios abandonados, pero éste consiguió huir por el tejado y comenzó a realizar disparos al aire, obligando a la intervención de comandos de la policía turca especializados en la lucha antiterrorista, que lograron cercar a Yıldız en otro edificio.

Tras una operación de alta tensión y alrededor de dos horas de infructuosas negociaciones en las que intervino un psicólogo e incluso varios compañeros de trabajo del hombre, los comandos especiales finalmente intervenían y lograban mediante el empleo de gas pimienta neutralizar al sospechoso –vestido ahora con una camiseta roja- y desarmarlo, resultando detenido sin que afortunadamente se produjeran víctimas. Aún visiblemente alterado y oponiendo resistencia, Yıldız fue trasladado a la comisaría local de Melikgazi, donde la policía le incautó varios cartuchos de escopeta.