Turquía, lira turca

El gobierno subirá el salario mínimo un 55% con el año nuevo

Se trata de la tercera subida del salario mínimo en el último año para hacer frente a los efectos de la inflación en Turquía.

El gobierno de Turquía subirá el salario mínimo un 54,5% con la llegada del año nuevo, el próximo 1 de enero de 2023, según anunciaba hace sólo unos días el propio presidente turco Tayyip Erdoğan, lo que supone una nueva subida para tratar de paliar los efectos de la enorme inflación que viene sufriendo el país.

De esta forma, el salario mínimo de los trabajadores pasará a ser de 5.500 a 8.500 liras (unos 430 euros) al mes, según explicó Erdoğan durante una comparecencia televisada desde Ankara realizada el pasado jueves. Se trata así de la tercera subida en el último año, después de que el salario mínimo subiera un 50% el 1 de enero de 2022 hasta 4.250 TL, para ser luego incrementado en otro 30% hasta las 5.500 TL desde el 1 de julio.

Las familias y hogares de Turquía han estado luchando contra la mayor subida de precios registrada en el país euroasiático en las dos últimas décadas, con una inflación que en noviembre se acercó al 85%. Si bien el propio Erdoğan no descartó nuevas subidas del salario mínimo en 2023 en el caso de “sucesos inesperados”, el gobierno insiste en que la inflación se reducirá hasta el 30% en la primera mitad de 2023.