El 38% de los votantes jóvenes del AKP se considera »kemalista»

Así mismo, un 14% de los votantes del CHP se definen como »islamistas».

Treinta y ocho de cada cien jóvenes que votaron por el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, un partido conservador) se definen a sí mismos como «kemalistas» o «Atatürkistas«, según una encuesta llevada a cabo por el profesor Selçuk Şirin, de la Universidad de Bahçeşehir, en Estambul.

Los resultados de la encuesta, titulada «Estudio sobre la Identidad de los Jóvenes», fueron hechos públicos este martes en el campus de Beşiktaş de la Universidad de Bahçeşehir, y sus sorprendentes resultados han venido a hacer incapié en la gran diversidad existente entre los votantes del AKP, que gobierna en Turquía con mayoría desde 2002. Es más, el estudio hace referencia también al principal partido de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), y señala que un 14% de los votantes jóvenes de esta formación partida -fuertemente laicista y kemalista- se identifican a sí mismos como miembros del sector «islámico» de la sociedad turca.

El estudio fue llevado a cabo entre 1.403 jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 25 años en un total de 52 provincias, incluyendo pequeñas poblaciones. El 60% de los encuestados eran además estudiantes universitarios, y se les pedía que se definiesen dentro de una corriente de pensamiento política, pudiendo incluirse en varias.

El 78% de los jóvenes encuestados que habían votado por el AKP se definieron como «islamistas», mientras que un 65% declararon ser conservadores y un 38% dijeron ser «Atatürkistas-kemalistas». En cuanto a los votantes del CHP, el 89% se definieron a sí mismos como «Atatürkistas-kemalistas», el 60% como socialdemócratas o de izquierda, y un 14% dijeron considerarse islamistas. El 5% de los encuestados que habían votado al CHP dijeron ser además de origen armenio.

El profesor Şirin interpreta estos resultados como un indicador de la libertad que existe hoy día entre los jóvenes de la sociedad turca para expresar sus identidades políticas, frente a las generaciones anteriores, más reaccias a hacer públicas sus afiliaciones. Şirin afirma además que hoy día la política ha llegado a calar tanto entre los turcos, que la gente tiende a considerar su identidad política como parte de su propia personalidad.