Duras críticas de China a EE.UU. por la deuda de su economía

China criticó duramente el sábado a Estados Unidos por su \»adicción a la deuda\» y su falta de visión económica después de que las agencias de calificación rebajaran la nota de la deuda norteamericana.

China criticó duramente el sábado a Estados Unidos por su «adicción a la deuda» y su falta de visión económica después de que las agencias de calificación rebajaran la nota de la deuda norteamericana, al tiempo que advirtió que el mundo necesita una nueva moneda mundial estable para sus reservas.

En una nota editorial publicada el sábado por la agencia oficial de noticias Xinhua, Pekín tuvo duros comentarios para la reciente noticia de la rebaja de calificación de la deuda pública de Estados Unidos a largo plazo por parte de la agencia calificadora Standard & Poor's. «China, el mayor tenedor de deuda de la única superpotencia mundial, tiene ahora todo el derecho de exigir que Estados Unidos aborde sus problemas estructurales de deuda y garantice la seguridad de los activos en dólares de China», decía el comunicado.

El gobierno chino también instó a Estados Unidos a aplicar el «sentido común» para «curar su adicción a las deudas», reduciendo los gastos en defensa y bienestar social. «El Gobierno de Estados Unidos debe aceptar el doloroso hecho de que los buenos días de antaño, cuando podía endeudarse para salir de los problemas creados por él mismo, finalmente se han terminado», continuaba la nota oficial, advirtiendo que la recuperación económica mundial estaba en peligro y amenazaba con sembrar el caos en los mercados financieros.

«Debería crearse una supervisión internacional sobre el tema de los dólares estadounidenses, y una nueva, estable y segura moneda de reservas mundiales también debería ser una opción para evitar una catástrofe causada por un único país», agregaba el comunicado.

Economistas chinos señalaron que la rebaja de la calificación de deuda de Estados Unidos representa un gran riesgo para los mercados financieros, lo que podría llevar a China, el mayor comprador de deuda de Estados Unidos, a incrementar la diversificación de sus reservas. «Podría haber caos en los mercados financieros internacionales al menos en el corto plazo. El impacto más directo para China será en sus reservas. El valor de las inversiones de China en dólares caerá, y el efecto de reducción podría ser grande», declaró un experto desde Pekín.

Estados Unidos perdió por primera vez en la historia su calificación de deuda AAA, que fue rebajada por la agencia Standard & Poor's a AA+, una medida que generó la alarma entre los inversores sobre la recuperación económica mundial aumentando la presión sobre la zona euro.

S&P argumentó la rebaja de la nota a la deuda pública estadounidense diciendo que se debía a preocupaciones sobre el déficit presupuestario y la creciente carga de la deuda norteamericana. Además S&P consideró que el panorama de la economía de la principal potencia mundial era «negativo», lo que podría significar la previsión de otra rebaja en los próximos 12 a 18 meses.

El temor a que la crisis de deuda de la zona euro se esté extendiendo y de que Estados Unidos esté cayendo en una nueva recesión generó una caída en las acciones en las principales bolsas que costó unos 2´5 billones de dólares a los mercados esta semana.

Mientras tanto el ministro de Negocios británico, Vince Cable, respaldó el llamamiento de China a la necesidad de establecer una nueva moneda mundial para las reservas al margen del dólar, aunque matizó que por el momento el dólar estadounidense seguía siendo clave, al menos a corto plazo. «Esta disputa se ha producido durante mucho tiempo y sería una camino sensato para el mundo, pero no es algo que vayamos a hacer de la noche a la mañana», dijo Cable en declaraciones hechas a la cadena británica BBC.

Los economistas auguran que aunque el impacto por la rebaja en la calificación de la deuda estadounidense podría ser limitado en los mercados financieros a corto plazo, a largo plazo esto podría significar profundos cambios tanto en la posición de Estados Unidos en el mundo como en el estatus del dólar y el sistema de finanzas global.