Amenaza de bomba en un vuelo entre Estambul y Lisboa

El avión, perteneciente a la compañía aérea Turkish Airlines, tuvo que regresar al aeropuerto Atatürk poco después de despegar tras encontrarse a bordo un objeto sospechoso.

Tan sólo dos días después de que se produjera otro incidente similar en un vuelo con destino a Brasil, un avión de la compañía aérea Turkish Airlines en ruta hacia Lisboa se veía obligado a regresar al aeropuerto poco después de despegar a causa de una supuesta amenaza de bomba.

El incidente tenía lugar a bordo del vuelo TK1759 que había despegado a las 11:53 hora local (10:53 CET) del aeropuerto internacional Atatürk de Estambul con destino a la capital portuguesa. Poco después de ponerse en ruta, la tripulación de cabina notificaba la presencia de un bulto que no pudo ser identificado como propiedad de ninguno de los pasajeros.

Tras notificarlo al comandante y ante la posibilidad de que pudiese tratarse de un artefacto explosivo, el piloto informó a la torre de control de la situación y solicitó regresar al aeropuerto. Tras aterrizar en Atatürk, los 170 pasajeros fueron evacuados de forma segura y pudieron continuar su trayecto en otro avión; mientras el primer aparato, un Airbus A321, fue minuciosamente registrado en medio de grandes medidas de seguridad, según informaron medios turcos.

El lunes otro vuelo de Turkish Airlines que se dirigía a la ciudad de Sao Paulo y que había partido de Estambul tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en la ciudad marroquí de Casablanca, después de que se encontrara en los lavabos del avión una nota que supuestamente alertaba de la presencia de una bomba a bordo. Finalmente y tras un registro de la aeronave, se descubrió que había sido una falsa alarma. Otro incidente similar tuvo lugar el domingo con un vuelo de la misma aerolínea con destino a Tokio.