Un terremoto de 5,2 grados vuelve a sacudir la provincia turca de Van

La tierra volvió a temblar en la madrugada del martes en Van menos de una semana después de que otra réplica de 5,6 grados derribara varios edificios y causara 40 muertos en la capital.

Un seísmo volvió a sacudir a primera hora del martes la provincia turca de Van, que ya sufrió el pasado 23 de octubre un fuerte terremoto de 7,2 grados que devastó la región y otra réplica la semana pasada de 5,6 grados que derrumbó varios edificios, incluidos dos hoteles que aún permanecían ocupados.

El observatorio sismológico Kandilli de Estambul cifró la magnitud de este nuevo temblor, que se produjo poco después de la medianoche del lunes al martes, en 5,2 grados en la escala Richter, con el epicentro situado en la localidad de Mollakasım (a orillas del Lago Van), ubicada a unos 30 kilómetros al noroeste de la capital provincial y a 40 km al sur de la ciudad de Erciş, que fue la más afectada por el gran terremoto de finales de octubre.

Por ahora no se tienen datos sobre posibles daños o víctimas en la zona, pero el delicado estado de muchos de los edificios tras los numerosos temblores y réplicas de las últimas tres semanas podría haber provocado nuevos derrumbes. Un total de 25 edificios se vinieron abajo con la réplica de 5,6 grados del pasado miércoles 9 de noviembre, dejando un saldo de 40 víctimas mortales.

En total desde el primer seísmo que devastó la región a finales del mes pasado cerca de 650 personas han muerto y miles de supervivientes se han quedado sin hogar, obligados a vivir en tiendas y casas prefabricadas suministradas por la Media Luna Roja Turca ante el riesgo que suponen las bajas temperaturas que reinan en la zona, donde ya han caído las primeras nieves.