Turquía se congeló en Islandia

Turquía no estuvo a la altura y acabó cayendo por 3-0 en el partido de clasificación para la Eurocopa 2016 disputado el martes en Reykjavik.

Turquía confirmó sus dudas y puso fin a cualquier esperanza de un buen comienzo en su clasificación para la Eurocopa de 2016 tras caer estrepitosamente por un contundente 3-0 en el partido disputado el martes en el estadio Laugardalsvöllur de Reykjavik.

Jon Dadi Bodvarsson anotaba el primer gol de cabeza tras un saque de córner disputados los 18 minutos del primer tiempo, aprovechando un mal despeje del guardameta turco, desatando el júbilo de los aproximadamente 6.000 espectadores locales que presenciaban el choque entre Turquía e Islandia.

Tras el desconcierto causado por el primer gol en sus filas, Turquía apenas reaccionó y durante todo el encuentro se vio superada físicamente por los islandeses; para complicar las cosas, y apenas iniciada la segunda parte, Ömer Toprak quedaba expulsado por doble amarilla en el 59 y dejaba a los turcos con diez jugadores sobre el terreno de juego.

Gylfi Sigurðsson, mediocentro del Swansea City de la Premier League inglesa, anotaba el segundo tanto en el 76 de un tiro flojo desde fuera del área que Kıvrak –portero de la selección turca- nuevamente no despejó correctamente. La puntilla para Turquía la daba, sólo un minuto después y tras saque del centro del campo, el delantero del Ajax Kolbeinn Sigþórsson, que batía a un despistado Kıvrak de un simple puntapié cruzado dentro del área.

Tras el partido, el seleccionador turco Fatih Terim felicitó a Islandia por lo que reconoció como una derrota merecida. “Antes del juego estaba preocupado de que el equipo no estuviera totalmente preparado”, dijo Terim, quien en días previos ya se había mostrado prudente ante el partido en la capital islandesa.

Según el técnico del “Milli Takım” (“Equipo Nacional”, en turco), la expulsión de Toprak marcó una inflexión en el encuentro que acabó por condicionar el resultado. “Si no nos hubiéramos quedado con 10 hombres, podríamos haber empatado”, afirmó. No obstante Terim, aunque sin dar nombres concretos, también se mostró “muy decepcionado” con la actuación de algunos de sus jugadores, y dejó caer la posibilidad de introducir cambios en los convocados si no observaba un compromiso pleno con la selección.

Turquía, que tras la derrota del martes ocupa el último lugar del Grupo A, se enfrentará el mes que viene a la República Checa. En otros partidos del mismo grupo, precisamente los checos dieron la sorpresa al derrotar por 2-1 a Holanda en Praga, mientras que Kazajistán y Letonia empataron sin goles.