Rusia construirá dos plantas nucleares en Irán

El acuerdo firmado el martes en Moscú entre ambos países prevé que Rusia proporcione el combustible nuclear y que éste le sea devuelto para su reprocesamiento.

Un acuerdo firmado el martes en Moscú entre Ali Akbar Salehi, jefe de la agencia atómica de Irán, y Sergey Kiriyenko, presidente de la compañía estatal Rosatom, permitirá a Rusia construir dos nuevas centras nucleares en Irán, según informó el martes la agencia de noticias oficial iraní IRNA.

Una de las plantas estará ubicada en la provincia de Bushehr, al sur de Irán, pero por ahora se desconoce la ubicación de la segunda y la fecha de su construcción. En total serán cuatro los reactores nucleares que se construirán en Bushehr, según explicó Salehi en rueda de prensa tras la firma de este y otros acuerdos bilaterales en materia nuclear, añadiendo que se seguirán las indicaciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) para el uso civil de la energía nuclear.

El combustible nuclear empleado en ambas centrales, que sumarán un total de 8 reactores de agua presurizada, será proporcionado por Rusia y devuelto al mismo país para su reprocesamiento a fin de evitar suspicacias por parte de Occidente. Precisamente este anuncio se produce a pocos días de la fecha tope –fijada para el 24 de noviembre- para alcanzar un acuerdo entre Teherán y el G 5+1 sobre el controvertido programa nuclear iraní.

La provincia de Bushehr alberga de hecho ya la primera planta nuclear iraní, construida también por Rusia y situada a 17 kilómetros al sur de la ciudad de Bushehr; considerada actualmente como la mayor central nuclear de Oriente Medio, la central de Bushehr tiene una potencia que ronda los 1.000 megavatios e inicialmente fue planeada para 1999, pero tras numerosos retrasos por dificultades económicas no fue finalizada hasta 2011, comenzando a funcionar a plena capacidad un año después.