Más de 2.000 refugiados sirios huyen a Turquía en dos días

Fuentes del ministerio de exteriores turco indicaron que se ha producido un nuevo repunte en la llegada de refugiados que huyen de Siria, donde un responsable de la ONU ha calificado la situación de \»guerra civil\».

Cerca de 2.000 ciudadanos sirios han huido de la violencia en su país cruzando la frontera hacia territorio turco en los últimos dos días, según informó el miércoles un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía.

De acuerdo a los datos aportados por Selçuk Ünal, portavoz ministerial, entre las dos mil personas que han llegado entre el lunes y el martes a Turquía había 43 heridos que tuvieron que ser trasladados de inmediato a centros hospitalarios del país.

Con este último flujo de refugiados hacia suelo turco, el número total de ciudadanos sirios que se encuentran en los distintos campos para refugiados habilitados por el gobierno de Ankara junto a la frontera con Siria se eleva a casi 30.000 personas, el mayor número hasta la fecha desde que se iniciaran las primeras revueltas contra el régimen de Bashar al-Assad a principios de 2011.

Precisamente el vice ministro de exteriores turco Naci Koru declaraba el miércoles a la televisión pública turca TRT que el gobierno está preocupado por la posibilidad de que la violencia en Siria pudiera desbordar la frontera turca. «Es algo que preocupa a nuestra seguridad», dijo Koru, quien no quiso sin embargo hacer comentarios sobre las acusaciones hechas por la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, que acusó a Moscú de vender helicópteros de combate al régimen de Damasco.

«Lo que ocurre en Siria es una guerra civil»

Precisamente un responsable de Naciones Unidas confirmó el martes que el gobierno sirio estaba empleando helicópteros para atacar a los insurgentes de la oposición en lo que ya ha cobrado la forma de un conflicto a gran escala.

El subsecretario general de las operaciones de paz de la ONU, Herve Ladsous, se refirió por primera vez de forma abierta a la situación en Siria como una «guerra civil» en el que las fuerzas leales a Assad están tratando de retomar zonas del país en manos de la oposición. «Pienso que podemos decirlo (que es una guerra civil)», declaró Ladsous.