Estambul, pisos y viviendas en Kartal

Las ventas de viviendas en Turquía caen un 25%

El mercado inmobiliario turco sigue a la baja desde el año pasado debido a la crisis de la lira. Sin embargo la compra de viviendas por extranjeros sigue disparada y creció un 82% en enero.

Un total de 72.937 viviendas fueron vendidas en Turquía durante el pasado mes de enero, una caída del 24,8% con respecto al mismo mes del año pasado, según los datos más recientes publicados este lunes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK).

Según el informe estadístico, en enero se vendieron en el país euroasiático 31.048 casas de nueva construcción, mientras que el resto correspondieron a viviendas de segunda mano. La provincia de Estambul acumuló 13.455 de las ventas totales de inmuebles (un 18,4% del total), seguida por Ankara (6.785) e İzmir (3.795).

Los datos indican además que 6.537 de las viviendas que fueron adquiridas el mes pasado fueron compradas por medio de hipotecas (un 9% del total): un dato que supone sin embargo un descenso del 77,2% en comparación con enero de 2018.

Durante el año pasado se vendieron en Turquía cerca de 1,37 millones de viviendas, 650.000 de las cuales correspondieron a casas y pisos de nueva construcción. No obstante el dato de ventas de enero confirma la tendencia a la baja que sufre el mercado inmobiliario turco desde el año pasado a causa de la depreciación de la lira.

La compra de vivienda por extranjeros sigue disparada

Si el mercado inmobiliario turco continúa a la baja en lo que respecta a la demanda interna, la demanda exterior sigue la tendencia contraria y continúa marcando cifras récord, registrando en enero su mejor mes de la historia con un total de 3.168 viviendas compradas por extranjeros.

La cifra representa un 81,9% más que el mismo mes de 2018, cuando 1.742 propiedades inmobiliarias habían sido compradas por foráneos. En total a lo largo del año pasado 39.663 inmuebles turcos pasaron a manos de extranjeros.

Se trata de una cifra récord nunca antes registrada y que representó casi el doble que en 2017, y que se ha visto favorecida tanto por la depreciación de la lira como por las nuevas normativas introducidas por el gobierno, que permiten obtener la ciudadanía turca a cambio de la inversión en una propiedad por valor de 250.000 dólares.

Estambul fue como es habitual el lugar preferido por los compradores extranjeros para adquirir una vivienda, con 1.361 inmuebles vendidos allí en enero; le siguieron el resort turístico de Antalya (601), Ankara (182), Bursa (177) y Yalova (162).

Por nacionalidades, los iraquíes siguieron siendo los principales compradores extranjeros de casas en Turquía, con 605 adquiridas en enero; les siguieron los iraníes (305), rusos (195), afganos (191) y jordanos (151).

No obstante si se comparan los datos de ventas con los de enero del año pasado, los iraníes encabezan el ranking ya que las compras de viviendas en Turquía por parte de ciudadanos de Irán crecieron un 267% en enero en relación al mismo mes de 2018.

Les siguieron los palestinos (con un aumento del 222%) y los iraquíes (122%). Por contra las ventas de inmuebles a ciudadanos saudíes se redujeron un 33% en comparación con el año anterior.