»La guerra con Irán es inevitable», según un analista estadounidense

Si Irán consigue armas nucleares habrá una guerra, según afirma un experto estadounidense, que no obstante cree que Turquía tiene un importante papel que jugar para persuadir al régimen iraní.

Si Irán consigue armas nucleares habrá una guerra, según afirma un experto estadounidense, que no obstante cree que Turquía tiene un importante papel que jugar para persuadir al régimen iraní de que limite su capacidad nuclear para evitar un enfrentamiento con Occidente.

A pesar de que Teherán asegura que el fin de su programa de enriquecimiento de uranio es únicamente pacífico, Mark Fitzpatrick, director del Programa de No Proliferación y Desarme del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, con sede en Londres), opina que el objetivo último de ese programa es desarrollar su capacidad para producir armas nucleares. «Y parece que quiere poder hacerlo tan pronto como sea posible», asegura en una reciente entrevista con la edición inglesa del diario turco Hürriyet.

Las potencias occidentales sospechan que Irán oculta bajo su programa nuclear oficialmente civil un proceso cuyo fin último es conseguir la tecnología y el combustible para producir armas atómicas con las que desafiar a países como Israel, que posee armamento nuclear al menos desde los años 70, aunque jamás lo ha reconocido públicamente. Fitzpatrick apoya estas tesis: «(Irán) ha producido un stock de 3.000 kilogramos de uranio enriquecido a bajo nivel, que actualmente no sirve a ningún propósito civil porque Irán recibe el combustible para el reactor (civil) de Bushehr de Rusia, e Irán no tiene capacidad de coger ese uranio y producir combustible… Así que, ¿cuál es el propósito (de ese uranio almacenado)?», se pregunta este analista estadounidense.

Fitzpatrick opina que la principal razón por la que las potencias occidentales rechazan un Irán con poder nuclear no es porque piensen que Teherán usará sus futuras armas nucleares, sino porque Occidente no está seguro de que esas armas nucleares «no vayan a acabar en manos de terroristas».

«No creo que ningún gobierno en Irán pueda dar ninguna arma nuclear intencionadamente a grupos terroristas, pero uno no puede estar seguro… quizás por algún error, o algún individuo», opina Fitzpatrick. «Pienso que en realidad si (Irán) llega al punto de tener armas nucleares, habrá una guerra. Es inevitable».

«Algunos otros países encontrarían inaceptable que Irán tenga un arma atómica… Estoy pensando sobre todo en Israel, pero quizás también de Estados Unidos, quizás Francia, quizás Reino Unido. Ellos darían pasos para intentar evitar que Irán tenga esa capacidad, y yo no apoyo una acción militar, pero creo que es una posibilidad», concluyó Fitzpatrick.