EL BESIKTAS GANÓ CONTRA EL LIVERPOOL

El Liverpool, vigente subcampeón de la Champions, necesita un auténtico milagro para seguir en la competición. Con sólo un punto sumado en tres partidos, los de Benítez tienen prácticamente imposible estar en los octavos de final.

La \»culpa\» la tuvo su derrota ayer en Turquía ante el Besiktas que supo hacer lo que no hicieron los ingleses: marcar. El Liverpool intentó dominar el partido pero echó de menos los goles de Fernando Torres. Aunque para colmo de desgracias, la mala suerte decidió aliarse con los de Benítez. En una jugada que parecía no llevaba peligro, un despeje de Carragher lo aprovechó el delantero argentino Matías Delgado, cuyo disparo desde dentro del área tocó en Hyypia y entró en la portería inglesa. Era el minuto 13 y la noche turca no pintaba bien para el Liverpool.

Tras el gol, los de Benítez ejercieron un dominio aplastante, pero no tuvieron la claridad necesaria para lograr el empate. Esa fue la tónica del partido hasta que el Besiktas marcó el 2-0 en una de sus escasas llegadas al área. Era el minuto 82 cuando Bobo superó primero a Hyypia y luego a Reina.

El gol parecía sentenciar el partido, pero el orgullo del Liverpool salió a relucir y Gerrard marcó el el minuto 85 un golazo de cabeza. Los ingleses lo siguieron intentando, pero sin suerte que ahora deberá jugárselo todo en las tres jornadas que quedan. Con esta victoria de Besiktas tiene que ganar por lo menos dos de tres partidos para poder pasar a la segunda ronda.