Las excavaciones en Yenikapı concluyen y dejan vía libre al proyecto Marmaray

La construcción del túnel Marmaray, que unirá la parte asiática y europea de la ciudad bajo el mar, se acelerará ya que las excavaciones arqueológicas en Yenikapı han llegado a su fin.

La construcción del túnel Marmaray, que unirá la parte asiática y europea de la ciudad bajo el mar, se acelerará ya que las excavaciones arqueológicas en la estación de Yenikapı han llegado a su fin.

El director general del Directorado General del Ministerio de Transporte (DLH), Ahmet Arslan, dijo que la excavaciones terminaron el 13 de enero. “Nos retrasamos en el proyecto del Marmaray por el bien de la historia. Las excavaciones arqueológicas aún continúan en la estación de Sirkeci, pero las de Yenikapı acaban de terminar.”

Arslan también anunció que los estambulitas podrán andar dentro de año y medio de la ribera europea a la asiática bajo el mar a través de la estación de Yenikapı.

El túnel Marmaray tendrá 76 kilómetros de longitud entre los que se encontrará un túnel de 13 kilómetros, con 1,4 kilómetros del mismo bajo el mar. Este proyecto conectará, por un lado, el distrito de Halkalı, en la orilla europea de Estambul, con el distrito de Gebze y la provincia vecina de Kocaeli. Una vez se terminen las obras, la estación de Yenikapı será el intercambiador principal. Desde allí, los pasajeros estarán conectados a la línea de metro que cubre la distancia ente Taksim y Levent.

Las obras sacaron a la luz restos arqueológicos de gran importancia, especialmente en Yenikapı. Allí se encontraron las primeras murallas de la ciudad al igual que su primer puerto, el Puerto de Teodosio, en el que se encontraron 33 naves en buen estado de conservación, un asentamiento y esqueletos que se remontan al neolítico. Los arqueólogos llevaron a cabo sus excavaciones en una parcela de 58.000 metros cuadrados. Éstas ya han llegado a su fin y se espera que los objetos encontrados se retiren del lugar en los próximos días.