Habitantes de un pueblo de Turquía montan guardia contra osos saqueadores de tumbas

Los habitantes de dos aldeas de la provincia turca de Rize, en la costa oriental del Mar Negro, se han visto obligados a montar guardia ante los ataques de osos a las tumbas de sus familiares, de donde han llegado a sacar varios cuerpos. Los residentes de la zona, que se exponen a multas de más de 4.000 euros si hacen daño a un oso, culpan a la destrucción de su hábitat y la construcción de presas en la región del cambio de comportamiento de estos animales.