EL PARLAMENTO TURCO APRUEBA LA REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

El Parlamento de Turquía aprobó el jueves una reforma de su sistema de la seguridad social, que pretende acabar con el enorme déficit que padece el sistema y ha sido una de las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la entrega al gobierno turco de un préstamo de 1.300 millones de dólares (unos 818 millones de euros).

El déficit de la seguridad social turca excedió los 25.000 millones de liras (unos 12.000 millones de euros) en 2007, y las autoridades ya advirtieron de que alcanzaría cerca de los 30.000 millones de liras a finales de este año de no aprobarse la reforma del sistema, que durante mucho tiempo ha sido pospuesta debido a la oposición de los sindicatos y la oposición parlamentaria.

El gobierno y los sindicatos llegaron a un acuerdo sobre algunas partes del proyecto, incluyendo la nueva cifra de 7.200 días de trabajo, que serán los necesarios para que los trabajadores puedan optar a la jubilación. Pero no se alcanzó ningún acuerdo sobre la parte fundamental del paquete de medidas que incrementará la edad de jubilación hasta los 65 años tanto para hombres como para mujeres (actualmente es de 58 para las mujeres y 60 para los hombres).