Un bebé se salva milagrosamente de un tiroteo en Turquía

Una pareja ha compartido las imágenes de cómo su bebé de pocos meses de edad se salvó de milagro de los disparos que destrozaron el baño donde intentaron esconderlo de un tiroteo.

Un bebé lograba milagrosamente salvarse durante un tiroteo ocurrido la semana pasada en la provincia fronteriza de Hakkari, en el extremo sureste de Turquía, después de que sus padres lo metieran en el baño para intentar protegerlo de los disparos.

El suceso tuvo lugar hace unos días en el distrito de Şemdinli, cuando militantes armados del grupo terrorista PKK iniciaron un ataque en la zona contra las fuerzas de seguridad turcas desatando un intenso tiroteo. Muchos de los disparos impactaron en las viviendas próximas, y una pareja de funcionarios residente en una vivienda de alquiler del área decidió sujetar a su bebé en su silla y ocultarlo en el cuarto de baño, confiando en poder protegerle mientras ellos se quedaban tendidos en el suelo en otra habitación esperando a que cesase el tiroteo.

En un momento de cese del fuego, la pareja decidió por seguridad coger a su bebé y refugiarse en la casa del propietario de la vivienda, situada no muy lejos de allí. Tan sólo diez minutos después, los disparos se reanudaron y para sorpresa de los padres del bebé, éstos pudieron comprobar posteriormente que el baño había quedado destrozado completamente por el impacto de varios proyectiles –algunos de grueso calibre- en el mismo lugar donde sólo unos minutos antes estaba su hijo.

La noticia ha salido a la luz ahora después de que la pareja compartiera a través de las redes sociales fotografías de su vivienda con el “antes” y el “después” del tiroteo, en lo que muchos han considerado un milagro que evitó que los disparos alcanzasen el baño mientras el bebé se encontraba en su interior.