Siete refugiados, entre ellos una niña, hallados muertos en el Egeo