Pescadores turcos capturan una piraña en un río fronterizo con Grecia

Un grupo de pescadores turcos capturó a un ejemplar de esta especie de 45 centímetros de longitud en las aguas del río Evros, que sirve de frontera entre los dos países.

 

Un grupo de pescadores turcos localizó hace unos días una piraña en el río Evros (Meriç, en turco), ubicado en la provincia de Edirne (Tracia oriental) y que sirve de frontera con la vecina Grecia.

Según informó la agencia de noticias turca Anatolia el martes, los pescadores capturaron el animal en el río, y comprobaron que se trataba de una piraña con unos 45 centímetros aproximadamente de longitud.

Se sospecha cómo pudo haber llegado hasta estas aguas un pez como éste, conocido por su voracidad y sus costumbres carnívoras y originario de los ríos de Sudamérica, pero se sospecha que podría haber sido arrojado por alguna persona que decidió deshacerse de él tras haberlo comprado para un acuario.

Tras la captura de este ejemplar, los pescadores temen que pueda haber más pirañas en el río dada su elevada tasa de reproducción. Si bien -al contrario de la idea difundida por el cine- resulta muy raro que una piraña ataque a un ser humano, su presencia podría suponer un riesgo importante para el ecosistema local, ya que su voraz apetito les hace atacar y devorar a otras especies del río tanto animales como incluso vegetales.