Nueva tragedia en las carreteras turcas

Por segunda vez en una semana, varios trabajadores del campo de una misma familia fallecían el martes en un accidente de tráfico. Un reciente informe señala que sólo en mayo fallecieron 39 trabajadores agrícolas en Turquía.

Al menos dos trabajadores agrícolas y un bebé de sólo un año de edad fallecían el martes en un accidente de tráfico en la provincia turca de Gaziantep, al sureste del país, en la segunda tragedia de este tipo en poco más de una semana.

El accidente tenía lugar después de que el camión en el que viajaban 16 personas –la mayoría trabajadores estacionales del campo- volcara tras sufrir un reventón en una rueda a la altura del distrito de Nizip, dejando además otras 13 personas heridas. Un bebé de sólo un año de edad, hijo de las dos víctimas mortales, fue trasladado al hospital público del distrito, pero los médicos finalmente no pudieron salvarle la vida.

Todas las víctimas, incluyendo los 13 heridos –entre ellos el conductor- y los dos fallecidos, marido y mujer, pertenecían a una misma familia oriunda de la vecina provincia de Şanlıurfa. El vehículo viajaba en ese momento desde el distrito de Reyhanlı (en la provincia de Hatay) de vuelta a Şanlıurfa.

En los últimos meses se han producido varios accidentes de tráfico en los que han estado implicados trabajadores del campo; la semana pasada otras 15 personas -13 de ellas mujeres- que se dirigían a trabajar en la recogida de la uva en la provincia de Manisa, en la región turca del Egeo, murieron al chocar frontalmente la camioneta en la que viajaban contra un camión.

Más de 3.500 muertos en accidentes de tráfico en 2014

Según datos de un estudio publicado el mes pasado por una ONG turca especializada en seguridad laboral, İSGM, al menos 646 trabajadores han muerto en Turquía en accidentes relacionados con su trabajo durante los cinco primeros meses de este año; sólo en mayo fallecieron 39 trabajadores agrícolas, afirma el estudio.

En otro informe hecho público el martes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), un organismo oficial encargado de elaborar estadísticas, se indicaba que un total de 1,1 millones de accidentes de tráfico tuvieron lugar a lo largo de 2014, una cifra no obstante ligeramente mejor que los 1,2 millones registrados en 2013.

Los datos aportados por TÜİK señalan que, pese a que en la mayoría de esos accidentes no produjeron víctimas, 168.512 de esos siniestros dejaron como consecuencia 3.524 muertes, además de otros 285.059 heridos. La mayoría de las víctimas -el 42,7%- eran conductores, seguidas de pasajeros y peatones, mientras que el 76% de los fallecidos en accidentes de tráfico en 2014 fueron hombres y sólo el 24% mujeres.

Precisamente el miércoles, siete personas fallecían y cerca de 40 resultaban heridas en una región montañosa de la provincia de Bolu, al noroeste de Turquía, cuando dos autobuses que se dirigían por una autopista hacia Estambul chocaron en dos accidentes separados.