Macedonia declara el estado de alerta por la avalancha de refugiados en sus fronteras

En los dos últimos meses la cifra de solicitantes de asilo se ha disparado; la gran mayoría son refugiados sirios que huyen de la guerra, seguidos de afganos, iraquíes y paquistaníes.

Efectivos de la policía de Macedonia emplearon el viernes material antidisturbios, incluyendo pelotas de goma y gases lacrimógenos, para impedir que cientos de refugiados cruzaran la frontera entre esta República balcánica y la vecina Grecia, después de que el gobierno de Skopje declarara el día antes el estado de emergencia.

Un portavoz del ministerio del interior macedonio anunciaba el jueves la declaración del estado de emergencia en las fronteras norte y sur del país, permitiendo así al ejército ayudar a las fuerzas de seguridad a lidiar con la crisis creada por la afluencia sin precedentes de miles de refugiados, principalmente procedentes de Oriente Medio y que intentan cruzar la frontera con Serbia y Grecia.

El viernes cientos de ellos bloqueaban la principal vía ferroviaria que conecta la localidad fronteriza de Gevgelija con la ciudad griega de Tesalónica, mientras las fuerzas de seguridad impedían que cruzasen la frontera macedonia. Según informó la agencia estatal de noticias MIA, la llegada de refugiados se habría frenado tras el despliegue de tropas armadas en la línea de separación entre ambos países; no obstante a última hora del viernes las autoridades reabrían temporalmente la frontera con Grecia después de que la tensión y las malas condiciones en la zona hubiesen dejado a varios refugiados heridos o enfermos.

Según datos proporcionados el jueves por el ministerio del interior macedonio, sólo en 24 horas más de 1.300 extranjeros –la gran mayoría sirios- habían solicitado asilo en el país para poder entrar en Macedonia y cruzar hacia la frontera con la vecina Serbia, en ruta hacia Europa. En los dos últimos meses, la cifra de solicitantes de asilo se ha disparado hasta los 41.414 extranjeros, de los que 33.461 eran sirios, seguidos de afganos, iraquíes y paquistaníes.

La mayor oleada de refugiados desde la II Guerra Mundial

El hecho es que organizaciones como ACNUR recuerdan que el mundo afronta una oleada de refugiados no vista desde la II Guerra Mundial, que en el caso de Oriente Medio se ha visto agravada por la situación en países como Siria o Irak agravada por el surgimiento del autoproclamado Estado Islámico. Muchos de estos refugiados tratan de llegar hasta Europa cruzando a través de Turquía.

No en vano Turquía se ha convertido en la actualidad en el país con más refugiados del mundo –según datos de la propia ONU- con 1.905.984 extranjeros en su territorio, la inmensa mayoría sirios, según datos de la Dirección General de Gestión de Inmigración. Además en lo que va de año, cerca de un cuarto de millón de inmigrantes han cruzado el Mar Mediterráneo huyendo de los conflictos en Oriente Medio o el norte de África, una cifra que supera el número de inmigrantes registrados durante todo 2014.

En la propia Unión Europea la situación comienza a ser complicada y muchos Estados están teniendo dificultades para lidiar con la situación. Se estima que los 28 países miembros de la UE han recibido más de 626.000 solicitudes de asilo, mientras en el norte de Francia, cerca de 2.000 refugiados permanecen acampados en Calais a la entrada del Eurotúnel que atraviesa bajo el agua el Canal de la Mancha, esperando una oportunidad para cruzar hacia el Reino Unido.