La policía turca desactiva una bomba en un Mc Donald\’s de Estambul

Unidades especializadas en explosivos lograron desactivar un artefacto colocado en un restaurante de la cadena en el distrito de Fatih, que fue descubierto por un empleado.

Unidades de la policía turca especializadas en la desactivación de explosivos lograron desactivar con éxito un artefacto explosivo que había sido colocado en los baños de mujeres de un restaurante de la cadena Mc Donald's en el distrito estambulita de Fatih, cerca del casco histórico de la ciudad.

Fue un empleado del propio establecimiento quien en torno a las 3:30 de la madrugada descubrió el supuesto explosivo, al parecer y según informaciones de la policía conteniendo un tipo de polvo químico sin identificar, que había sido introducido en un bote y colocado bajo el lavabo del baño de mujeres del restaurante.

El trabajador notificó el hallazgo inmediatamente a la policía, que acordonaba la zona por seguridad; poco después llegaba hasta el lugar una unidad especializada en desactivación de explosivos, que logró neutralizar la supuesta bomba afortunadamente sin mayores consecuencias. El suceso obligó a cerrar al tráfico durante tres horas el área en torno al establecimiento.

En declaraciones posteriores hechas por la policía a la prensa, ésta informó que el dispositivo había sido llevado hasta un laboratorio criminal para ser analizado, así como que se examinarían las grabaciones de las cámaras de seguridad del local y de otros establecimientos próximos para tratar de identificar al autor o autores de los hechos.