La niebla obliga a cerrar el tráfico en el Bósforo y a cancelar varios vuelos

La inmensa mayoría de los servicios de ferry que conectan ambas orillas de Estambul tuvieron que ser suspendidos por la niebla, que provocó también problemas de visibilidad en los aeropuertos.

La densa niebla que cubrió Estambul desde el domingo por la noche causó problemas en la navegación por el Estrecho del Bósforo obligando a cerrar el tránsito de barcos y a cancelar la mayor parte de los servicios de ferry, afectando también al tráfico aéreo.

El lunes por la mañana la compañía de ferries de Estambul que conectan ambas orillas del Estrecho del Bósforo (Istanbul Şehir Hatları) anunciaba la cancelación de todos sus servicios a causa de la niebla con la excepción de los ferries con destino a las llamadas Islas de los Príncipes (Adalar) y la línea que opera en el Cuerno de Oro (Haliç).

En los dos principales aeropuertos de la ciudad, el aeropuerto internacional Atatürk –en el lado europeo- y el aeropuerto asiático de Sabiha Gökçen, la niebla espesa causó también problemas de visibilidad que provocó retrasos y el desvío de algunos vuelos a otras provincias, si bien el tráfico aéreo pudo restablecerse con normalidad poco después.

El Estrecho del Bósforo divide en dos la ciudad de Estambul, de unos 15 millones de habitantes, y constituye una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, principalmente entre el Mar Negro y las aguas del Mar Mediterráneo. Cerca de 10.000 barcos y unas 150 millones de toneladas de petróleo y derivados -principalmente procedente de Rusia- atraviesan cada año este estrecho, que especialmente durante los meses de invierno afronta frecuentes problemas de navegación a causa de la niebla.