Italia sacudida por nuevos terremotos

Un nuevo terremoto de 5,1 grados con epicentro cerca de Módena volvió a afectar al norte de Italia, a donde muchos turistas están cancelando sus viajes por temor a los temblores.

Un seísmo de 5,1 grados de magnitud en la escala Richter volvió a hacer temblar la tierra a última hora del domingo en el norte de Italia, en la misma región que se ha visto afectada desde finales de mayo por otros dos terremotos que han causado más de una veintena de víctimas y el derrumbe de varios edificios, algunos de ellos de gran valor histórico.

Según informó el Instituto Geofísico de Italia, el temblor del domingo tuvo como epicentro la población de Novi di Modena, en la región de la Emilia-Romagna, donde se han registrado los dos anteriores seísmos que se produjeron hace una y dos semanas, respectivamente, y que han matado a más de 20 personas y obligado a otras 14.000 a abandonar sus hogares.

El temblor pudo sentirse también en otras ciudades como Milán, y si bien no causó víctimas provocó el derrumbe de la torre del reloj de la ciudad de Novi di Modena, que ya había quedado dañada por los dos anteriores seísmos. Otros edificios en varias poblaciones que habían resultado previamente dañados también se vinieron abajo, aunque todos ellos se encontraban abandonados desde los dos primeros terremotos del 20 y 29 de mayo.

Tras este nuevo seísmo se registraron varias réplicas a lo largo de la noche del domingo y la mañana del lunes, coincidiendo con una jornada en recuerdo de las 24 víctimas mortales y los más de 400 heridos que han dejado hasta ahora las sacudidas telúricas. Además del temor causado por los temblores, las autoridades están preocupadas por la repercusión que pueda tener en la afluencia de turistas a la zona de cara a la época estival, después de que varias agencias hayan informado de numerosas cancelaciones.