Indignación por la agresión de un vendedor a un niño sirio en İzmir