Erdoğan: \’\’El remedio contra el terrorismo es más democracia\’\’

Turquía exige a la Unión Europea y al gobierno kurdo del norte de Irak coherencia en la lucha contra el PKK, y advierte que no va a tolerar la presencia de un grupo terrorista al otro lado de sus fronteras.

Turquía hará progresos en la lucha contra el terrorismo mediante las reformas democráticas y los derechos humanos, declaró el domingo el primer ministro Recep Tayyip Erdoğan, un día antes de que su ministro de exteriores Ahmet Davutoğlu instara a la administración autónoma kurda del norte de Irak y a los países de la Unión Europea a elegir un bando en el conflicto contra el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

«El remedio contra el terrorismo es más democracia. La solución al terrorismo descansa en los derechos humanos, la justicia, y las libertades… (Los terroristas) no conseguirán sus sucios cálculos, y aquellos que esperen conseguir algo con el terrorismo no tendrán éxito», dijo Erdoğan en un discurso a la nación.

El primer ministro dijo también que el PKK había sufrido «grandes pérdidas» en el transcurso de la ofensiva que el ejército turco mantiene contra la presencia del grupo armado en las provincias fronterizas del sureste de Turquía y en las montañas del norte de Irak próximas a la frontera turca.

En una entrevista televisada el sábado, el canciller turco Ahmet Davutoğlu lanzó una advertencia a aquellos países que siguen permitiendo las actividades del PKK y de sus organizaciones afines, diciendo que era hora de que fueran coherentes con sus declaraciones y tomaran una postura al respecto.

«Todo el mundo debería clarificar su posición (respecto al terrorismo del PKK). Uno no puede ser neutral en la lucha contra el terrorismo», dijo Davutoğlu. «La administración regional del norte de Irak debe evitar la estructura terrorista (en su territorio) o cooperar con nosotros, o de lo contrario entraremos (en Irak) y los detendremos (a los terroristas) nosotros mismos. Ese es un derecho propio de las leyes internacionales» añadió el ministro de exteriores turco, subrayando que Turquía no podía seguir permitiendo la presencia impune de un grupo terrorista al otro lado de sus fronteras.