El café turco, nombrado por la UNESCO patrimonio inmaterial de la Humanidad

El Comité de Protección del Patrimonio Cultural Inmaterial aprobó el jueves incluir el café turco en la lista de la UNESCO, a propuesta del Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía.

El café turco y su tradición fue incluido el jueves en la lista de patrimonio cultural inmaterial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), durante una reunión del Comité de Protección del Patrimonio Cultural Inmaterial celebrada esta semana en la capital de Azerbaiyán, Baku.

El café turco era uno de los candidatos sometidos a evaluación, después de que fuera propuesto el pasado marzo a la UNESCO por el Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía. Los 800 delegados de 103 países que forman parte del Comité han examinado en los últimos días 31 posibles candidatos a ser incluidos en este listado.

La decisión de incluir al café turco en la lista de patrimonio cultural intangible de la UNESCO implica que la organización tomará medidas para proteger la tradición del café turco, que se convierte así en el elemento nº 11 en ser incluido en este listado, del que forman parte también desde hace años los derviches giróvagos, la lucha con aceite turca, el teatro de sombras o el keşkek (un tradicional plato que se sirve en las bodas), entre otros.

Además del café, el Ministerio de Cultura de Turquía había propuesto también para ser incluido en la lista de la UNESCO de 2014 la celebración religiosa conocida como «Hıdırellez» o el arte tradicional de pintura sobre el agua llamado «Ebru».

En declaraciones realizadas a la agencia de noticias turca Anatolia por el profesor Öcal Oğuz, presidente de la comisión turca para la UNESCO, éste subrayó el carácter especial por encima de una simple bebida del café turco. «Es conocido como 'café turco' en todo el mundo no sólo por su materia prima, sino también por su estilo, método de preparación, y presentación tradicional», destacó Oğuz.