Acuerdo para que la OIEA reanude las inspecciones nucleares en Irán

El responsable del Organismo Internacional para la Energía Atómica anunció el martes que había alcanzado un acuerdo con el negociador iraní para que los inspectores de la OIEA puedan volver a tener acceso al programa y las instalaciones nucleares de Irán.

El responsable del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, anunció el martes en Teherán que finalmente el organismo de Naciones Unidas e Irán habían alcanzado un principio de acuerdo para reanudar las inspecciones a las instalaciones nucleares del país, pese a que aún persisten ciertas diferencias que deberán ser solventadas.

Tras una serie de conversaciones mantenidas en la capital iraní entre Amano y el negociador nuclear de Irán, Saeed Jalili, Amano declaró a los periodistas a su llegada al aeropuerto de Viena procedente de Teherán que «se ha decidido alcanzar un acuerdo» sobre los mecanismos para permitir que los inspectores de la AIEA tengan acceso a las instalaciones, científicos y documentos relativos al programa nuclear iraní que la agencia exige para determinar si éste tiene o no fines militares, como sospechan las potencias occidentales, o únicamente se está desarrollando con propósitos civiles, como argumenta el régimen iraní.

Pese a la buena noticia dada por Amano, éste reconoció no obstante que aún persistían diferencias sobre «algunos detalles» que no quiso detallar; sin embargo el jefe de la AIEA añadió que Jalili le había asegurado que estos «no serán un obstáculo para alcanzar un acuerdo» entre las partes, que afirmó que podría ser firmado muy pronto.

El anuncio hecho por el responsable de la AIEA llega precisamente un día antes de que Irán y el Grupo 5+1 -compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania- se reúnan en Bagdad en una segunda ronda de contactos con el régimen de Teherán acerca de su controvertido programa de enriquecimiento de uranio, que especialmente Estados Unidos y sus aliados creen que persigue la creación de armamento nuclear.

La noticia sobre un posible acuerdo con la agencia nuclear de Naciones Unidas podría significar de hecho una importante baza para el negociador iraní de cara al encuentro en la capital iraquí, en el que podría pedir a cambio más flexibilidad a Washington y la Unión Europea o una reducción de las sanciones internacionales que pesan sobre Irán, pese a que oficialmente las negociaciones de Irán con la AIEA y el Grupo 5+1 no están vinculadas.