8 muertos y 9 heridos en Diyarbakır en una disputa entre familias kurdas por el PKK

La tensión entre dos familias de Diyarbakır, una de las cuales acusaba a la otra de haber convencido a tres jóvenes para unirse al PKK, acabó derivando el sábado en un intercambio de disparos.

Al menos ocho personas resultaron muertas el sábado y otras nueve fueron heridas de gravedad tras una disputa armada entre dos familias de la provincia turca de Diyarbakır relacionada con el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Según informó la prensa turca, el suceso tuvo lugar en la aldea de Çiftlibahçe del distrito de Hazro, cuando miembros de las dos familias se enzarzaron en una disputa a raíz de la decisión de tres jóvenes de unirse al PKK y marcharse a las montañas con sus militantes.

Al parecer los tres jóvenes pertenecían a la familia Uğurlu, que culpó a la familia Tekin de haberles convencido para entrar en las filas del grupo armado; uno de los miembros de la segunda familia sería Ömer Tekin, miembro de la asamblea provincial de Diyarbakır del partido nacionalista kurdo BDP, al que muchos en Turquía acusan de ser el brazo político del PKK.

La tensión fue creciendo y la disputa acabó derivando en un intercambio de disparos en la mañana del sábado en el que ambas familias emplearon rifles Kalashnikov. Entre las víctimas mortales, que se produjeron tanto en la familia Uğurlu como en la Tekin, hubo al menos cuatro mujeres.

La gendarmería turca está investigando el incidente y ha extremado las medidas de seguridad en la aldea para evitar nuevos enfrentamientos. Al parecer los tres jóvenes que se unieron al PKK permanecen desaparecidos desde el jueves, cuando se celebró una manifestación en Diyarbakır en conmemoración del aniversario del inicio de la lucha armada del PKK, que tomó las armas en 1984 en un conflicto que hasta ahora ha dejado alrededor de 40.000 muertos.